Txus Eguílaz haciendo percusión corporal

Txus Eguílaz

Vivir el ritmo, ritmar la vida

Txus Eguílaz lleva zapatos mágicos, pantalones lavados con mucho arte, camiseta empapada de energía y… ¡siempre con una sonrisa!

Txus Eguílaz de cara

Artista multidisciplinar, tenaz y curioso

Conjuga música, danza y teatro. Tras realizar estudios superiores de Percusión y de Pedagogía de la Percusión, amplía su formación artística con el claqué y la interpretación teatral y se especializa en percusión corporal.

Txus Eguílaz haciendo percusión corporal

Hace de su vocación su oficio, y de su afición, su vida

Colabora con muchos artistas y grupos musicales de diversa índole (cantautores, grupos de música electrónica, étnica, jazz y rock, bandas, orquestas sinfónicas…) y participa en numerosos conciertos didácticos.

Lleva 15 años impartiendo clases y talleres especializados. Su labor docente se ha desarrollado en multitud de escuelas y centros, tanto de enseñanza general como de música, teatro y danza.

Txus Eguílaz actuando

Artista inclasificable, con gran elegancia y seguridad escénica y una vis cómica natural

Su creación músico-teatral insignia es perFusión, grupo de animación de calle que dirigió durante sus 10 años de existencia y más de 600 actuaciones. Además, ha sido bailarín en compañías de claqué y de danza irlandesa y ha participado en varios espectáculos de cabaret.

Aquellos maravillosos ritmos

He aquí una selección de los proyectos que me han moldeado a lo largo de mi carrera hasta convertirme en quien ahora soy. Sirva este apartado como homenaje y agradecimiento a todos los que, de una u otra manera, formaron parte de ellos, o, lo que es lo mismo, de mi vida.

A menudo recuerdo las palabras que me dedicó un profesor, más bien un visionario, a mis 11 años de edad: “Señor Eguílaz, ¿puede usted dejar de hacer el tonto? Espero que algún día, al menos, se gane la vida así” (J.M. Montes).

PerFusión

Proyecto de proyectos. Me hizo crecer gracias a las experiencias tan intensas que me aportó. Aprendí cómo funcionan los grupos y confirmé hacia dónde quería orientar mi profesión. Dicen que perFusión no habría sido igual sin mí, pero yo tampoco sería quien soy sin perFusión.

Eternamente agradecido.

Trombumba

Podría haber sido una sociedad gastronómica, un club de humor o un grupo de terapia, pero, como todos éramos músicos profesionales, pusimos en marcha este proyecto. Nos atraían los retos artísticos y, sobre todo, fuimos por naturaleza un grupo rebelde y gamberro.

Fusion Fly

Fue mi primera incursión en el mundo de la música electrónica. Igual que me ha sucedido con otros proyectos que acabaron siendo muy especiales, surgió durante una noche de fiesta.

Nuala

Con esta compañía me adentré en el mundo de la danza irlandesa, que intenté enriquecer con mis recursos rítmicos. A partir de entonces, Nuala y la música celta me evocan unos recuerdos alegres y melancólicos.

Trakatap

Proyecto de creación colectiva, de investigación y superación constante, con largos y abundantes ensayos. Aprendizaje con todas las letras, meriendas con todos los sacramentos.

Colaboraciones

Los proyectos no son grandes o pequeños, lo que importa es en qué medida te transforman.